somosletras

El amor de pareja está sobrevalorado…
Les enseñamos a las niñas a esperar príncipes azules que vengan a salvarlas en un corcel…
Cuando crecen algo queda en su memoria,
Porque hay demasiadas mujeres que no entienden que no necesitan ser rescatadas sino aprender a ser libres.

El amor perfecto no existe y se confunde con demasiados sentimientos,
Antes de concretarse es deseo, fantasía,
Luego de comenzar empieza a ser aplastado y muere bajo otras emociones.
¿El “qué somos”? Lo asfixia con dudas,
¿ El “qué seremos”? De expectativas futuristas.
El presente se llena de demandas: ¿Cuántas veces me habla durante el día? ¿Cuántas veces nos vimos en la semana?
¿Él trajo regalos?… ¿recordó cada cumplemes o aniversario?
¿Ella se maquilló y se arregló suficiente? ¿Cuida su silueta? No vaya a ser cosa que termine con kilos de más
¿Cuántas veces hacen el amor? Si son muchas… están confundiendo amor con pasión salvaje… la pasarán muy bien… pero no se sientan cómodos, lo siento, no durará.
Si son pocas… no hay deseo, están condenados al fracaso.

¿Se casarán? ¿Firmarán un papel que diga que serán el uno para el otro toda la vida?… muchos lo prometen en el papel pero tristemente pocos lo cumplen ante la realidad.
¿Tendrán hijos? Los niños son lo más hermoso pero no garantizan que la pareja perdure… tal vez solo queden tus niños preguntando ¿Dónde está mamá o papá?

El amor… confundido, aplastado, reemplazado… estamos vacios sin él pero con él nunca estamos completos…

¡Qué ironía, de amor nadie muere, pero todos buscan morir de amor!

Letras a la carta - Alma de Colibrí (via alma-de-colibri)
denisesoyletras
Usted — como siempre — ha sido la excepción más gloriosa y pertinente que he tenido que experimentar, y a pesar de mis intentos por no caer en el amor, fui directamente hacia él, cayendo de bruces al abismo de sus ojos. Ha sido usted la decisión más atinada, el hechizo más duradero y la forma más sincera de decirme a mi mismo “te quiero”.
Desde que usted llegó a mi vida ya nada importa demasiado, la lluvia, el sol y las estrellas se han quedado en segundo termino; ya no importa nada más, desde que su existencia se cruzó con la mía, mi vida se tambalea melancólicamente por el estrecho camino que traza su andar.
Alejandro Esparza - Mujer con alas de Quetzal  (via raccoon-linyera)